¿Qué es emoción? Emoción eres tú

On 17/02/2015 by Ana Aurora

Comparto el texto, con matices líricos, que leí como introducción a la tertulia del pasado 11 de febrero, con motivo de la entrega de premios del XIII Concurso de Cartas de Amor y Desamor de Gines, Sevilla. Entre comillas y cursiva aparecen enlazadas frases que pertenecen a las cartas ganadoras. Y al final del texto dos enlaces a la noticia del evento. Espero que lo disfrutéis y por supuesto en el apartado de comentarios nos encantará leer vuestras impresiones o preguntas.

¿Qué es emoción? Emoción eres tú.

Alegría, me gusta, I like, I like. Repetir, quiero más, quiero más de eso, más de ti, pienso una y otra vez en ti…Alegría, me muevo con ligereza, ilusión, cálido abrazo de la vida, canto, comparto con entusiasmo, sonrío, disfruto, tengo optimismo, siento satisfacción, a veces hasta deleite, dicha, me divierto,  pudiendo llegar al estremecimiento, el placer, el éxtasis, el AMOR…en todas sus formas.

Enamoramiento. Te pienso una y otra vez, siento mi cuerpo flotar, todo está lleno de colores bonitos y el aire huele tan bien. Ya no ando, bailo y la vida me sonríe. No duermo ya en la cama, sino con las estrellas y me levanto ¡chispeante!

Amor a la vida. He aprendido, ahora se que puede durar, he aprendido a mantener esta sensación, aunque te vayas, aunque te alejes…Aprendí y me enamoré de la vida, de mí y de ti estés o no estés, cambies, me enamoro de todos los TU,  que me sonríen y trasmiten confianza, me enamoro…Ahora miro con amor y compasión.

Amor que se pierde. Porque habrá un tú o un yo que se irá. ¡Cuidado! No me dejará, se irá. No abandonaré, me iré. Aprendí, aprendí. Y ya no pasaré por el miedo, que  en el pasado me ocupó tanto tiempo. El miedo puede robar tanto, ¡tanto tiempo! Pero antes…antes, ¿como era?… A ver, si lo recuerdo.

Miedo: inquietud, sospecha, desconfianza, suspicacia, nerviosismo, preocupación, aprehensión, vergüenza, paranoia, culpa, ansiedad, ¿tragedia?.Sí, lo recuerdo, me decía: Algo pasa, algo va a pasar, me falta el aire, asfixia, tengo miedo, miedo a que  te vayas, tengo frío, no se dónde ponerme, el cielo está gris, todo pesa mucho y hay una agitación en mi interior que me mantiene alerta y me pide movimiento. Paseo a mis demonios a toda prisa, sin cruzar la mirada con nadie…Si me pongo a gritar…Si me pongo a gritar…Miedo a qué va a pasar ahora sin ti, al que dirán, a cómo explicar…

Así era antes de aprender. Que de ahora en adelante ya se, que no daré explicaciones, pues este miedo que volverá, ahora se que pasará, que volveré a mí, recogeré los lazos del amor y me abrazaré con él. Y recuerda si quieres saltar conmigo avisa. Y para volver con alegría protege el sendero de la confianza. Si me dices adiós o en silencio te vas, recogeré mi amor y me doy tiempo para llorar tu ausencia…¡Ay, tristeza! ¡Ay, tristeza! y es que:

“ a veces es doloroso, porque el amor del que me desprendo es mío”

Y a veces me incluso sentí culpable, esa mezcla de alegríamiedo, repasando los: “si hubiera…”. ¡Ay! Tristeza: dolor, vacío, desaliento, aflicción, autocompasión, melancolía, desesperanza, pena, añoranza, pesar… Durante un tiempo la tristeza pesa demasiado y la percepción de la realidad se distorsiona, el tiempo se ralentiza

“Una eternidad insoportable es lo que me parece a mí el tiempo vivido sin ti”

A veces se rompe el corazón, siento el desgarro, siento mi cuerpo pesado, moverme a penas puedo, para qué, por inercia, lo necesario. ¿Para qué sale el sol? No veo, no veo nada más allá de esta pena, soledad, nostalgia, pesimismo, desesperación… Y los otros, los paisajes, nada parece lo mismo, la ciudad: un laberinto de hormigón:

“…ahora mis sentidos me enclavan en un espacio arisco”

“aquellas calles que otra hora cuando tú y yo la andábamos juntos, nos parecían familiares y cálidas…pero que ahora me resultan extrañas y dañinas”

Y siento frío,

“como si todos los vecinos hubieran decidido al unisono dejar abiertas las puertas de sus frigoríficos para helarme la sangre a cada paso que doy”

Para la tristeza: tiempo y amor, que recojo de esos lazos ya no compartidos, me rodeo, me cuido, me permito, me mimo y me dejo mimar…

“Antídoto en pequeñas dosis de amor te traigo para tu dolor y un cuartito de caricias para aliviar tu sonrisa”

“Se irá el insomnio, llegará la paz y la calma”

A veces la tristeza  se mezcla, o la  sigue, la ira, la rabia. Sintiendo irritación, hostilidad, resentimiento, frustración, indignación. Todo es rojo, ardo, parece que se abriera mi pecho y abdomen, siento como un volcán en mi interior y grito grito…En silencio…AGGGHHH! Desprecio, odio, ira, furia…AGGGHHH…Sabiendo que es irracional, y al igual que acepto la realidad, acepto mi ira, la dejo expresar, la dejo odiar, la dejo ir, la saco de mí, le permito expresarse, sin enredarme, sin pensarla, sin juzgarla, la dejo gritar,  la dejo ir fuera de mí.

Qué infantil es la ira, y aún así en su rabia nos alerta para protegernos, para conocernos. Cómo se pone cuando pierde lo importante, cuando siente el vacío del silencio, de la traición, del adiós. Y vuelven a caer las lágrimas y yo al suelo, al sillón…Mi tristeza necesita su tiempo, le dejo mi reloj…Una mano para mis lágrimas y la otra para la vida, para no caer en las garras de la sin razón, de la depresión.

La cojo y la suelto. ¡Ay, mi pena! Tú y yo sabemos que te vas a ir, hayas sido una tormenta, o un tsunami devastador, ya pasó y me toca reconstruir, tendrás tu monumento pues tanto de ti aprendo. Tú y yo sabemos que va a llegar el día, el día de ese nuevo amanecer, nuevo comienzo, donde me inundará de nuevo la alegría. Me puede el amor, esa confianza en la vida, esa alegría por compartirla. Es  inevitable, crecerá mi deseo por descubrir, se abrirán mis ojos, sonreiré, volveré a ser amante de la palabra, de la poesía. Admiraré la belleza de todas las esquinas y miraré a las nubes del cielo juguetonas con agradecimiento.

Quiero gritarlo en voz alta, mis ojos están enamorados de la vida,  de la belleza de la naturaleza, que me deja a veces casi sin respiración. Me mantengo consciente, con la atención despierta, encontrándome sonriente ante la mirada ajena, practicando la ternura. Miro con amor a todas las personas que pasan por mi vida, tengo…tengo  pasión por la vida.

Y si quieres saltar conmigo saco mis lazos del amor y  saltamos, y si te aburres, o no sabes, y te vas, saltaré yo, a veces en soledad, a veces con otras personas. Y descansaré, e inventaré nuevos juegos.  Recuerda: para hacer el amor es necesario regar con alegría y sembrar con confianza, para poder ir y volver siempre como un acordeón a nuestro amor.

¿Qué es emoción? Emoción eres tú, emoción soy yo

-.-

  • En el siguiente enlace puedes revisar otras entradas del blog en relación a las emociones:

http://acercaterapia.es/category/emociones/

  • Enlaces a la noticia de la entrega de precio en Gines. Sevilla:

http://ginestv.com/index.php?option=com_hwdvideoshare&task=viewvideo&Itemid=3&video_id=2808
http://sevilla.abc.es/provincia-aljarafe/20150212/sevi-querido-eros-gana-concurso-201502121247.html

-.-

Te invitamos a compartir en  facebook: haz clic aquí

Y si lo prefieres también estamos en twitter: haz clic aquí y en Google+: haz clic aquí

-Si quieres pedir una cita: haz clic aquí-

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*