¿Cómo superar mis complejos?

On 04/02/2014 by Ana Aurora

¿Quién no tiene defectos? ¿Y qué son los defectos? ¿Diferencias y peculiaridades que se alejan de un modelo establecido? En la naturaleza, en las personas, encontramos belleza en sus diferentes formas. Habrá quién mire la peculiaridad como defecto, habrá quién ni la vea, habrá quién la considere lo más bonito que tienes. A mí por ejemplo, me encantan las personas que tienen ojeras y alomejor hay personas que están acomplejadas por tenerlas. Las arrugas, u otras señales de envejicimiento, tener alguna discapacidad visible, etc. son parte de ti. ¿Complejo por ser como soy? ¡No! Eres como eres, ¡perfecto!, ¡perfecta! y el problema lo tiene la persona que aún no ha aprendido a mirar.

Cuento: la vasija rota

dos vasijas

Un aguador de la India tenía sólo dos grandes vasijas que colgaba en los extremos de un palo y que llevaba sobre los hombros. Una tenía varias grietas por las que se escapaba el agua, de modo que al final de camino sólo conservaba la mitad, mientras que la otra era perfecta y mantenía intacto su contenido.

Esto sucedía diariamente. La vasija sin grietas estaba muy orgullosa de sus logros pues se sabía idónea para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba avergonzada de su propia imperfección y de no poder cumplir correctamente su cometido. Así que al cabo de dos años le dijo al aguador:

-Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir por tu trabajo.

El aguador le contestó:

-Cuando regresemos a casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino. Así lo hizo la vasija y, en efecto, vio muchísimas flores hermosas a lo largo de la vereda; pero siguió sintiéndose apenada porque al final sólo guardaba dentro de sí la mitad del agua del principio.

El aguador le dijo entonces:

-¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Quise sacar el lado positivo de tus grietas y sembré semillas de flores. Todos los días las has regado y durante dos años y he podido recogerlas.

Si no fueras exactamente como eres, con tu capacidad y tus limitaciones,

no hubiera sido posible crear esa belleza.

-.-

 ¡Todas las personas tenemos grietas que se pueden aprovechar!

La pregunta de la semana es:

¿Cómo aprovechas o puedes aprovechar tus grietas?

Tómate un momento para pensarlo

-Si quieres, puedes dejar tus comentarios más abajo-

Te invitamos a seguirnos la pista en  facebook, haz clic aquí

Y si lo prefieres  en twitter, haz clic aquí

-Si quieres pedir una cita, haz clic aquí-

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*